Desarrollo Sostenible

esquema-sostenibilidad

La preocupación por temas como el desarrollo sostenible o el cambio climático es un hecho relativamente joven.  No es hasta finalesdel siglo XX cuando el hombre toma conciencia de su capacidad destructiva y generadora de un gran desequilibrio en el planeta, hasta el punto de hacer peligrar toda especie que en él habita, incluida la suya propia.

El desarrollo sostenible pretende dar un enfoque conciliador entre las vertientes económica, social y medioambiental, a la hora de satisfacer nuestras necesidades, de manera que se anteponga la prevención y el respeto por nuestro planeta a una depredación y sobrexplotación de los recursos que comprometan la posibilidad de generaciones futuras de satisfacer las suyas propias. Si bien este desarrollo sostenible ha de abordarse en las tres vertientes mencionadas, suelen dejarse de lado el desarrollo económico, manteniendo un modelo en el que la economía va bien cuando crece el producto interior bruto, sin tener  en cuenta cuánto cuesta a la colectividad en términos ecológicos y sociales el crecimiento de un punto de ese PIB (obviando que la capacidad de crecimiento no es infinita), o el desarrollo social, vinculado a la calidad de vida como objetivo.

“No basta con hacer viviendas autónomas energéticamente, la calidad de los espacios habitables y de la vida social deben emplazarse en el centro del desarrollo sostenible”.

Lacaton & Vassal, “Podemos vivir mejor”

 

A continuación se hace un repaso por alguno de los momentos clave en la búsqueda de este desarrollo sostenible y, en concreto, en la lucha contra el cambio climático.

– Conferencia de Estocolmo (1972)

Primera vez que a nivel mundial se manifiesta la preocupación por la problemática ambiental global. De esta conferencia surge la Declaración de Estocolmo, que manifiesta la necesidad de un criterio y principios comunes que ofrezcan a los pueblos del mundo inspiración y guía para preservar y mejorar el medio ambiente.

– Nuestro futuro común (1987)

Documento redactado por la Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo como resultado de su primera reunión tres años antes donde se plantea la posibilidad de obtener un crecimiento económico que garanticen un futuro mejor, a base de políticas que permitan el adecuado manejo de los recursos ambientales para garantizar el progreso humano sostenible y la supervivencia del hombre en el planeta.

– Cumbre de Río (1992)

Conferencia de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el Desarrollo, celebrada en Río de Janeiro, cuyas bases se habían sentado 20 años antes en la Conferencia de Estocolmo y con el documento “Nuestro futuro común”. Punto de inflexión más importante en cuanto al desarrollo sostenible por instalar verdaderamente la problemática en la opinión pública y no solo en la agenda política. Fijó el objetivo de fomentar un compromiso activo de toda la población y conseguir un consenso sobre la visión del futuro para poder así marcar toda una serie de objetivos y actuaciones en la búsqueda de este desarrollo sostenible.

– Agenda 21

Acuerdo para promover el desarrollo sostenible surgido como resultado la conferencia de las Naciones Unidas del 92. Se trata de un plan detallado de acciones que deben ser acometidas a nivel mundial, nacional y local en todas las áreas en las que se genere un impacto humano sobre el medio ambiente.

– Carta de Alborg (1994)

Documento resultante de la primera Cumbre Europea de Ciudades y Pueblos Sostenibles, celebrada en Alborg, Dinamarca. En esta carta se insta a los gobiernos a comprometerse con la Agenda 21 como guía para el avance de las ciudades y pueblos europeos hacia la sostenibilidad. En la actualidad, más de dos mil gobiernos regionales y locales han firmado esta carta.

– Protocolo de Kioto (1997)

Compromiso de los países industrializados (más de 30 países en todo el mundo y la Unión Europea) a estabilizar las emisiones de gases de efecto invernadero como principales responsables de las emisiones contaminantes emitidas a la atmosfera durante los últimos 150 años y del cambio climático desatado como consecuencia. El objetivo principal establecido en este compromiso fue la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en un 5.2 % respecto a los niveles de emisión de 1990, con el 2012 como fecha límite.

– Objetivo 2020

Compromiso para el año 2020, por el cual, los países miembros de la Unión Europea se comprometen a reducir un 20% la emisión de gases de efecto invernadero, reducir un 20% el consumo de energía por medio de una mayor eficiencia, y a aumentar en un 20% la obtención de energía por medio de fuentes renovables.

– Edificios de consumo de energía casi nula (EECN) (2020)

Para finales de esta década (2018 para edificios publicos y 2020 para el resto), la Unión Europea marca el objetivo de que todos los edificios tengan una huella ecológica practicamente nula, de manera que las emisiones de gases contaminantes durante la vida del edificio queden compensadas con producción de energía renovable  (Directiva 2010/31/UE).

Razones para ahorrar energía

Medidas de Ahorro y Eficiencia Energética

Consumo energético

Ciclo de vida de los edificios